LA CASA QUE ESTÁ EN MÍ / GASTÓN CÓRDOBA 

13 x 20

ISBN 978-987-8465-55-5

60 PÁGINAS

 

La casa que está en mí es un libro de reconstrucción y de ecos. La casa que el poeta busca y encuentra es, precisamente, la voz de quien enuncia «y yo, signo de interrogación, / entre un aire de muerte, / voy dándome al recuerdo» (Quemar la tierra). Casa como espacio de la palabra poética. Palabra que es sitio donde quiere quedarse esta voz que regresa a lo que, paradójicamente, lleva consigo. ¿Qué otra cosa es este oficio de poeta que la escucha y el constante viaje incierto hacia lo que somos realmente?

Gastón Córdoba convoca voces y ejecuta su música distinta. Hace confluir en una misma composición las voces de otros y logra que ellas se acoplen, respetuosas, al tono general del poemario. Así, José Carabajal, Atahualpa Yupanqui y Anaxágoras se entretejen con la voz de un juez de paz o la de un administrador del ferrocarril.

En La casa que está en mí, Gastón Córdoba se posiciona como un poeta que domina sin falsos artificios los recursos más exquisitos y complejos del género. Es capaz de hacer coincidir en plena armonía las formas clásicas con las delicadas libertades de las composiciones libres, sabe ubicar en un mismo plano, sin resentir el equilibrio, vocablos reconocibles de la tradición literaria con expresiones dialectales de un inolvidable pueblo del norte argentino.

 

Evangelina Aguilera

LA CASA QUE ESTÁ EN MÍ / GASTÓN CÓRDOBA

$800,00
LA CASA QUE ESTÁ EN MÍ / GASTÓN CÓRDOBA $800,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Gogol ediciones Santiago del Estero 2380 - 9º piso. Mar del Plata - Horarios de Lunes a Viernes de 10 a 16 hs.

    Gratis

LA CASA QUE ESTÁ EN MÍ / GASTÓN CÓRDOBA 

13 x 20

ISBN 978-987-8465-55-5

60 PÁGINAS

 

La casa que está en mí es un libro de reconstrucción y de ecos. La casa que el poeta busca y encuentra es, precisamente, la voz de quien enuncia «y yo, signo de interrogación, / entre un aire de muerte, / voy dándome al recuerdo» (Quemar la tierra). Casa como espacio de la palabra poética. Palabra que es sitio donde quiere quedarse esta voz que regresa a lo que, paradójicamente, lleva consigo. ¿Qué otra cosa es este oficio de poeta que la escucha y el constante viaje incierto hacia lo que somos realmente?

Gastón Córdoba convoca voces y ejecuta su música distinta. Hace confluir en una misma composición las voces de otros y logra que ellas se acoplen, respetuosas, al tono general del poemario. Así, José Carabajal, Atahualpa Yupanqui y Anaxágoras se entretejen con la voz de un juez de paz o la de un administrador del ferrocarril.

En La casa que está en mí, Gastón Córdoba se posiciona como un poeta que domina sin falsos artificios los recursos más exquisitos y complejos del género. Es capaz de hacer coincidir en plena armonía las formas clásicas con las delicadas libertades de las composiciones libres, sabe ubicar en un mismo plano, sin resentir el equilibrio, vocablos reconocibles de la tradición literaria con expresiones dialectales de un inolvidable pueblo del norte argentino.

 

Evangelina Aguilera